El poder ilusorio de una expectativa

Ilustración: Henn Kim

La expectativa es sin duda la madre de la desilusión. Una expectativa se alimenta de la ansiedad que nos causa el futuro. Está fundamentada en suposiciones. La expectativa borra las demás posibilidades. Castra a la realidad de la posibilidad de fluir. La expectativa es el amo que te dice “Así tiene que ser y punto”.


La expectativa te deja cerrado el corazón en la mitad de una habitación vacía. La expectativa te incita a pensar que puedes adivinar lo que va a ocurrir. La expectativa es frustrante porque tú no controlas los fenómenos externos, pero cuando tienes expectativas una parte de ti juega a que sí lo puede hacer. La expectativa es tan tonta, que incluso borra la posibilidad de que algo mejor suceda.


Tener una expectativa es como creer que podemos predecir el futuro y cuando descubrimos que no, ir corriendo a llorar a la silla del parque... ¿pero si siempre hemos sabido eso? ¿Qué poder ilusorio tiene una expectativa que nos hace ir en contra de nuestra lógica?

Comentarios

Entradas populares