¿Pueden los amores platónicos hacerse realidad?



Lo confieso. Hace tiempo que tengo un amor platónico. Estaba esperando a olvidarlo o a que el Dios de las casualidades nos uniera, pero ninguna de las dos cosas sucedió. Finalmente, llegué a mi límite: me cansé de que esté sin mí y de estar yo sin él. Así que estoy a punto de enviarle un mensaje para que sepa que existo. Escribí varios pero ninguno me convenció: sueno súper tonta y obsesionada. Al final me salió esta carta en la que parezco un poco psicópata pero fue lo mejor que pude hacer... en fin, necesito un consejo ¿si tú fueras yo, le enviarías esta carta? o ¿crees que mi amor platónico llamará a la policía?...

A.P:

Tras mucho pensarlo he concluido que para atraparte solo necesitas saber que existo: verme dos segundos será suficiente. Después de eso te enamorarás de mí porque soy como tú y reconocerás el lazo energético que nos une: es una línea bordada de átomos brillantes que por ahora no puedes ver, pero tranquilo que estoy a punto de solucionarlo...

El primer paso tras enterarte de mi existencia será mostrarte mi arte: soy una artista de verdad: cuando froto las manos me salen corazones con alas que luego se te clavan en el pecho. Además, mis ojos saben hacer el amor: una mirada es todo lo que necesito, un simple y subestimado cruce de miradas y probablemente ¡no, no, no! SEGURAMENTE te cautivaré de una manera tan profunda que jamás podrás olvidarme.

¿Sabes cómo mis ojos hacen el amor?... Mis pupilas son muy muy astutas: saltan de mis iris en paracaídas y flotan hasta tu cara, se meten de golpe entre tus ojos y le hacen el amor a las tuyas, que acostumbradas a vivir en soledad y muertas de frío, caen hechizadas: primero ellas y luego tú. Ese es mi poder. Pero no te asustes, presiento que hasta en eso somos iguales y ya me hiciste lo mismo hace tiempo...  

Verás que no me equivoco. Puedo leer a las personas, y al leerte deduje que posees un núcleo dulce y que me amas: desde hace varias vidas tienes un amor dormido que no recuerdas. Un ratito en mi presencia o incluso una foto desde el ángulo que me favorece serán suficientes para que yo regrese a la memoria de tu alma y me reconozcas en medio de una multitud de gente... 


He planeado muchas veces la manera en que nos encontraremos accidentalmente: tendría que viajar a tu país y averiguar tus horarios, o me tocaría presentarme en uno de esos sitios a los que acostumbras ir con tus amigos importantes y tal vez no me dejen entrar o tenga que esperarte afuera. Ahhh... cuánto me gustaría que fuera una casualidad de verdad. Que me vieras en un bar aunque estuviera toda borracha chocándome con las mesas, o que en la biblioteca tocaras mi mano al tratar de agarrar el mismo libro...

Igual sé que después de escribirte, como mínimo, terminarás viajando a Nueva York para verme o me enviarás un mensaje diciendo: "Vente a vivir conmigo y si nos entendemos, nos casamos enseguida"...  De verdad soy tan especial como tú, nuestro encuentro es inevitable.

Por ahora me tengo que conformar con que sueñes conmigo: como sé hacer desdoblamiento y domino el arte de los Sueños Lúcidos, me metí en ese sueño en que estabas empeloto dando un discurso: sudabas, temblabas, no sabías qué hacer, todos se reían de ti (menos yo que estaba en primera fila observándote) luego corriste y te estrellaste con mi cara: te entregué una toalla para que te cubrieras y me devolviste una sonrisa. Es que soy una maga: Ya te embrujé hace mucho pero aún no lo recuerdas...

En fin... si me vieras cómo estoy de ridícula imaginándome escenas de amor contigo mientras cierro los ojos y beso mi mano... me has contagiado un virus desconocido... debo admitir que eres increíble: literalmente no te creo que existas y por eso merecemos conocernos.  





En honor a todos los amores platónicos. 


Continuará...


Ilustración 2: Artemiro 
¿TE GUSTÓ?¡COMPÁRTELO!:
Leer Artículo AnteriorEntrada más reciente Leer Artículo SiguienteEntrada antigua Página principal

5 comentarios:

  1. Me encantó, como todos los escritos que publicas, aunque debo admitir que no tengo amor ni platónico, ni real jajajjaja pero me imaginé cada una de las líneas que iba leyendo.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Margarita escribes hermoso! Te conocí desde que apareciste en la vida de Rafa, acabo de leer esto y me encantó! Ahora me leeré todo tu blog desde la entrada 1! Te envío todo el éxito del mundo <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. <3.<3 Me sonrojo... Con todo mi amor desde mi corazón. Gracias.

      Eliminar

IM: @margaritabeblog