Lo que deberías gritarle al espejo

Ilustración: Henn Kim.


¿Y ahora qué vas a hacer?...

No puedes echarte para atrás,
ni dejar más proyectos a medias.
Tienes que usar la confianza como escudo,
convertir el éxito en tu mundo.

Eres responsable de cumplir tus promesas.

No a otros, no a ti, sino a quién eras a los seis años.

Tienes que encender las alarmas, 
recordar que tu vida se agota,
que el segundo que pasó ya no existe...


Tienes que buscar lo que te inspira
y volverlo filosofía.
Aceptar la lucha y la derrota 
como parte del triunfo.
Exhibir las cicatrices 
como medallas olímpicas.

Porque cada cosa que te mueve el ser,  
que te alienta hasta las fibras, 
merece ser luchada.

No es cierto 
que debes viajar por el mundo, 
comerte mil fiestas o huir del matrimonio...

Escribir un libro, 
sembrar un jardín, 
sintetizar una idea,

También esas son formas de arriesgarse.

Porque no depende 
del significado de grande. 
O de lo que otros consideren grande, 
ni siquiera de lo que tú creas grande:

Depende de aquello que te engrandece el alma


Esa fuerza que lucha desde adentro 
por explotar y florecer...
Esa verdad que eres, o más bien
la que el universo eligió 
para permitirte conocer la paz…

Estréllate contra el pavimento, 
Arde en llamas, explota, conspira, 
revoluciona, sangra.
Lo que sea necesario,
pero vívela.

¿TE GUSTÓ?¡COMPÁRTELO!:
Leer Artículo AnteriorEntrada más reciente Leer Artículo SiguienteEntrada antigua Página principal

2 comentarios:

IM: @margaritabeblog