Un silencio


Pintura: Ferdinand Hodler  
Hubo un silencio definitivo durante la imposición de los óleos. Todo olía al aliento enfermo de su boca. Alguien le alcanzó agua para que despejara la garganta. Luego, el murmullo comenzó a salir: "juro que la próxima vez será para siempre"... y terminó su agonía.  
¿TE GUSTÓ?¡COMPÁRTELO!:
Leer Artículo AnteriorEntrada más reciente Leer Artículo SiguienteEntrada antigua Página principal

2 comentarios:

IM: @margaritabeblog