¿Honesto o imprudente?

Imagen original Universo Excéntrico


La sonrisa, ¡ay la pobre sonrisa! que se volvió sinónimo de falsedad, aliada número uno de las falsas adulaciones. No es justo con semejante gesto tan bonito y liberador de la biología humana.

Y mientras tanto los honestos callan para evitar  un prendedor con la palabra “imprudente”. Qué extraña sociedad: todos se quejan de la hipocresía y resulta que marginamos a los honestos. 

¿Nunca se ha detenido a pensar en cuántas veces se ha visto usted obligado a esconder lo que pensaba? Ahora bien ¿no preferiría usted que le digan las cosas para las que es un completo idiota y cuándo la estética no lo favorece? Tal vez así podría tomar cartas en el asunto.
¿TE GUSTÓ?¡COMPÁRTELO!:
Leer Artículo AnteriorEntrada más reciente Leer Artículo SiguienteEntrada antigua Página principal

0 comentarios:

Publicar un comentario

IM: @margaritabeblog