Ir al contenido principal

Entradas

Destacados

Alejandra Pizarnik: Diez fragmentos suyos que desbaratan cualquier alma

La primera vez que escuché hablar de Alejandra fue en la universidad. Tras formular una pregunta y un largo silencio, mi profesor dijo "hace tanto silencio que las palabras se suicidan" y luego agregó "como diría Pikarnik". Esas palabras hicieron eco en mí. Anoté la frase en el cuaderno, y al final de la clase me acerqué a él:

Entradas más recientes

Recuperando mi vida en Colombia: ¿Es posible superar el choque cultural inverso?

"Estaba donde mi amigo y me entraron ganas de matarme": Harakiri a la colombiana

La carta que escribí tras desconectar a mi hijo

Cuando los sapos bailen flamenco

Fragmento para un amor olvidado

El día que presentí mi propia muerte

Anatomía de un beso cósmico